📝 Solidaridad con la población estudiantil de salud en internado

Desde la Juventud del Frente Amplio respaldamos las solicitudes de los y las estudiantes de medicina de distintas Universidades del país.

La crisis sanitaria que atraviesa el país por el Covid-19 nos ha enfrentado a la difícil realidad de un sistema de salud pública que carece de suficientes especialistas para apalear las necesidades de sus pacientes. Dentro de esta realidad, los médicos generales, personas internas y especialistas son fundamentales para sostener las necesidades que atraviesa nuestro sistema de salud.

Las personas internas universitarias no sólo son estudiantes de la carrera de Medicina y Cirugía avanzades, sino que también han aprobado la evaluación estandarizada internacionalmente (IFOM). Por esto, son personas con capacidades y aptitudes probadas para trabajar en los distintos centros de salud del país.

Con el inicio de la pandemia en marzo 2020, la CCSS suspendió el programa de Internado Universitario, atrasando la graduación e incorporación de nuevos profesionales. Esto no sólo perjudica a las personas estudiantes y sus planes personales y profesionales, sino también a sus familias que en ocasiones han acudido a deudas para financiar el estudio de sus hijos e hijas o dependen de la inserción laboral de esta persona para hacer frente a los gastos del hogar. Frenar la formación de estas personas además impacta directamente la calidad de atención médica, lo cual significaba un problema inclusive antes de la pandemia.

En un momento donde la seguridad social es clave para garantizar una atención rápida y eficiente tanto de la pandemia como otras enfermedades a todos los sectores de la población, las personas internas son necesarias para brindar su ayuda y poder culminar sus estudios. Las personas internas no perciben beneficio económico alguno por sus servicios, por lo cual sería un servicio que no costaría dinero a la CCSS dado su estado financiero.

Pedimos a las autoridades competentes incorporar a las casi 600 personas internas, así como priorizar la respectiva vacunación para que puedan ser un apoyo al sistema hospitalario en este momento de crisis y también permitir a estas personas seguir adelante con sus carreras profesionales. Además, es necesario adoptar acciones reales para garantizar una mayor disponibilidad de personas especialistas en medicina para poder responder a las necesidades del sistema de salud costarricense.

Comunicado de la JFA: Telegram y la violencia machista.

Las actuales denuncias de mujeres víctimas de violencia machista por medio del uso no consentido de sus imágenes y, por ende, de sus cuerpos, mediante la difusión de elementos multimedia de contenido sexual (fotos, videos, etc.) en la aplicación Telegram, es de preocupación para militantes y simpatizantes por el grave problema público que representa. Esta situación, es alarmante, sin embargo, realmente representa apenas una pincelada del trabajo tan enorme que debemos afrontar como sociedad en términos de equidad de géneros.

Los actos cometidos por cada una de estas personas, tanto sus creadores como los consumidores de este contenido, deben ser investigados para establecer las responsabilidades acerca de la cosificación y mercantilización sobre los cuerpos de las mujeres; develando así la violencia estructural a las que estas se han visto sometidas históricamente, situaciones que debe abordarse desde la multidimensionalidad, es decir, desde todos aquellos factores que provocan conductas violentas ya que estas acciones favorecen y perpetúan constructos sociales que pasan a ser parte de lo que muchos justifican como cultura, ejemplo, el acoso y la violación. Estas situaciones representan síntomas de una clara necesidad de atención psicosocial con perspectiva de géneros para el país, estos hechos nos indica que existen situaciones más profundas que se deben problematizar pues sus manifestaciones son parte de una clara tensión social que se está viendo reflejada fuerzas negativas ejemplificadas en violencia, en este caso, de tipo machista.

Desde esta preocupación, hacemos un llamado a las representaciones nacionales judiciales, legislativas, ejecutivas y electorales, para que coordinen planes para la atención del machismo como problema social nacional, además, ejercer la justicia en términos de establecer las responsabilidades de los actos de cada una de las personas que incurrió en este acto de violencia. Finalmente, se insta a la población y a nuestra militancia a apoyar las distintas manifestaciones en pro de la visualización y cumplimiento de la justicia de este grave problema en Costa Rica y el mundo.