Comunicado de condena por la agresión gestada de parte del Estado de Israel, apoyado por el gobierno estadounidense, hacia la población de Palestina

A raíz de la sentencia de un tribunal israelí sobre las tierras de Sheikh Jarrah, se ordenó el desalojo de 40 personas de ciudadanía palestina con la ayuda del ejército. Las actuales intervenciones dentro de Jerusalem Este, además de los constantes abusos de autoridad y marginación que vive la población palestina, van en flagrante violación a los Acuerdos de Oslo y en contra el derecho internacional humanitario y de los Derechos Humanos.

Durante las manifestaciones de palestinos y palestinas que reclamaban el respeto a su tierra originaria y en los ataques y contraataques del ejército israelí ya se pueden hablar de más de 200 personas heridas y de decenas de asesinatos a palestinos, entre ellos niños, por culpa de los ataques aéreos enfocados en el territorio de Gaza.

Esperamos que la presión de la comunidad internacional sea efectiva para detener la violencia que el Estado de Israel ejerce sobre Palestina desde hace bastante tiempo y que asimismo el gobierno de Estados Unidos tenga la sensatez para dejar de apoyar al gobierno de Benjamín Netanyahu, que por años ha mantenido una política genocida hacia Palestina.