Comunicado de condena por la agresión gestada de parte del Estado de Israel, apoyado por el gobierno estadounidense, hacia la población de Palestina

A raíz de la sentencia de un tribunal israelí sobre las tierras de Sheikh Jarrah, se ordenó el desalojo de 40 personas de ciudadanía palestina con la ayuda del ejército. Las actuales intervenciones dentro de Jerusalem Este, además de los constantes abusos de autoridad y marginación que vive la población palestina, van en flagrante violación a los Acuerdos de Oslo y en contra el derecho internacional humanitario y de los Derechos Humanos.

Durante las manifestaciones de palestinos y palestinas que reclamaban el respeto a su tierra originaria y en los ataques y contraataques del ejército israelí ya se pueden hablar de más de 200 personas heridas y de decenas de asesinatos a palestinos, entre ellos niños, por culpa de los ataques aéreos enfocados en el territorio de Gaza.

Esperamos que la presión de la comunidad internacional sea efectiva para detener la violencia que el Estado de Israel ejerce sobre Palestina desde hace bastante tiempo y que asimismo el gobierno de Estados Unidos tenga la sensatez para dejar de apoyar al gobierno de Benjamín Netanyahu, que por años ha mantenido una política genocida hacia Palestina.

Comunicado a raíz de la violencia estatal en el Paro Nacional de Colombia

Los asesinatos a lideresas y líderes políticos y ambientales en Colombia no son algo nuevo. Tampoco es nuevo el escenario de desigualdad social que se repite todos los años desde que la derecha está en el gobierno, pero la normalización de estas condiciones cada vez más hóstiles a una vida digna hacen que se desborde más que la paciencia en la mayoría afectada directamente por las malas condiciones económicas.

Asímismo, es acostumbrado el uso de la fuerza desmedida y de la agresión para contrarrestar la rabia justa del pueblo, sobre todo en América Latina, pero ya la cifra de 17 muertos en las jornadas de Paro Nacional en Colombia pueden ser el reflejo de algo mucho más grave: señales de grietas sistémicas y de momentos coyunturales donde el argumento de que el capitalismo presentado como algo inherente a la naturaleza humana y por tanto inevitable simplemente deja de sostenerse y da paso al entendimiento de que son necesarias muchas transformaciones, pero de que si es posible vivir menos miseria si nos apoyamos más en el bienestar colectivo que en el individual.

El retiro del proyecto de ley que ejecutaba la impopular reforma tributaria está lejos de ser la solución de todos los problemas que aquejan a la clase trabajadora y campesina colombiana e incluso va más allá de quitar a Iván Duque de la presidencia: es necesaria la participación popular para delinear los nuevos caminos por los cuales el poder asegure el bienestar de la mayoría. Esperamos que en estos días de manifestaciones se alcancen muchas de las consignas por las cuales se justifica la indignación profunda del pueblo colombiano, que cese el terrorismo de Estado y el asesinato de militantes por causas sociales y que se esclarezcan los hechos delictivos de las fuerzas policiales para dar paz a los seres queridos de estos mártires de la lucha social.

COMITE EJECUTIVO NACIONAL

Juventud Frente Amplio

Sobre el atentado a la militancia del FMLN en San Salvador

El día 31 de enero del 2021, a las 6.25pm aproximadamente un automóvil con hombres armados intercepta a otro, que venía de realizar un recorrido por caravana del FMLN en San Salvador y se dirigía a una de las oficinas del Partido. Estos hombres dispararon indiscriminadamente y matando a una compañera y a un compañero, además de 4 personas heridas que ya se encuentran en el hospital.

Si bien en El Salvador hay índices altos de violencia, no se había presentado un hecho tan grave de hostilidad política en mucho tiempo y de manera tan encarnizada, de acuerdo a lo dicho por parte de la dirigencia en una conferencia de prensa ocurrida el mismo día del atentado en la noche.

No fue hace mucho que la paz era una palabra extraña en tierras salvadoreñas, no muy lejanas pero definitivamente hermanas de nuestro pueblo. En medio del dolor que deja la guerra y lo que queda arrasado a su paso, se firmaron los Acuerdos Generales de Paz entre el Gobierno de El Salvador y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). Estos mismos acuerdos firmados con la sangre de todo un pueblo fueron cuestionados por el actual presidente Nayib Bukele, y aunado a una tónica de polarización política a partir de una retórica hostil a sus rivales políticos, han traído como resultado la pérdida de vidas y pavimenta el camino hacia la represión poĺítica de la que se salió una vez se sepultó la dictadura militar.

Exigimos que se haga una investigación seria por lo ocurrido y el reestablecimiento de un clima apto para la expresión política y que no se vea mermada por la intimidación. Nos solidarizamos con las familias de las personas que fueron asesinadas.

“Somos conscientes de que mientras no haya represión, como detonador de la revolución, la lucha política electoral sigue siendo una vía asumida por la izquierda para llegar al poder o a una parte del poder del Estado, para facilitar la transformación del país.” – Schafik Handal.

Comité Ejecutivo Nacional, Juventud Frente Amplio